010 de diciembre de 2019
Cambio de gobierno

Asumió Alberto Fernández

Alberto Fernández, presidente de la Nación.
Alberto Fernández, presidente de la Nación.

Alberto Fernández asumió como presidente de la Nación en horas del mediodía de este martes ante la Asamblea Legislativa.

Acto seguido, juró como vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, para que luego los presentes comenzaran a entonar la Marcha Peronista.

Luego de la entrega de atributos por parte de Mauricio Macri hacia Alberto, CFK le cedió la palabra al flamante jefe de Estado, que aseguró que cada 10 de diciembre "no es una fecha más".

"Las dificultades de la democracia sólo se resuelven con más democracia", dijo Fernández, resaltando la figura de Raúl Alfonsín. Además, pidió "ser concientes de las profundas heridas que tenemos y es necesario curarse".

Además, anunció la creación de un sistema de créditos no bancarios a tasas bajas y la implementación e estrategias para crear empleo, sobre todo para los más jóvenes, cuyas estadísticas llegan al 30 por ciento de desempleo.

Por otro lado, realizó un repaso de las dificultades económicas, enunciando que la deuda pública en relación al PBI es la peor desde 2004, y el cierre de empresas, con la consecuente pérdida de puestos de trabajo.

Además, pidió superar "tres muros" que impiden el progreso de los argentinos: "Tenemos que superar el muro el rencor y del odio, el del hambre, el muro del despilfarro de nuestras energías productivas".

Buscando resaltar que quiere abandonar la grieta, pidió: "No cuenten conmigo para seguir transitando el camino del desencuentro", y aseguró que hay que avanzar para "construir esa sociedad democrática que aún nos debemos".

"Sin pan no hay presente ni futuro", aseveró el mandatario ante las estadísticas de pobreza que deja el gobierno de Macri, y volvió a anunciar el plan integral "Argentina contra el Hambre", empezando a atender los problemas de "los últimos, para después llegar a todos".

En esa línea, entendió que "resulta fundamental recuperar la economía", por lo que aseguró que hay que desarrollar la actividad productiva. "Apelo a la responsabilidad y al patriotismo de todos y todas", expresó.

Siguiendo la línea de lo que manifestó el lunes pasado, sobre el riesgo alto de default, Alberto Fernández, le envió un mensaje al Fondo Monetario Internacional y resaltó: "El país tiene voluntad de pagar (la deuda con el organismo multilateral), pero carece de los recursos para hacerlo".

En el ítem construcción, el jede de Estado anunció un plan de reactivación de obra pública en todo el país, al tiempo que prometió que la transparencia en los procesos licitatorios.

Por otro lado, volvió a tirarle dardos al oficialismo y adelantó que le devolverá el rango de Ministerio a la cartera de Salud, y se declarará la emergencia en el área.

En el plano internacional, aseguró que la Argentina debe estar inserta en el mundo, comprendiendo la globalización como un proceso económico que atraviesa a cada nación y, a diferencia de Mauricio Macri, aseguró que "vamos a robustecer el Mercosur". Además, retomará el reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas, las islas del Atlántico Sur y el espacio marítimo.

Los dardos para el oficialismo saliente volvieron cuando se reirió a los servicios de inteligencia y a las tareas de espionaje, y anunció la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). "Nunca más a la oscuridad que quiebra la democracia", aseveró, y agregó que los fondos reservados de la Inteligencia irán destinados a combatir el hambre.

Comentarios